No es un secreto que las organizaciones con culturas orientadas al reconocimiento tienen una ventaja en términos de elevar el compromiso de sus empleados y también la retención de sus talentos a través de potenciar elementos como la moral y la motivación. Actualmente los programas que encontramos en esta línea varían en formas y formatos, pero tienen en común mostrar apreciación por la contribución de un colaborador al resto de los miembros, pudiendo ser en un comienzo con su equipo directo, para luego aspirar a generar estas interacciones con la organización en su totalidad.

Hasta hace poco tiempo, los programas de este tipo se basaban en el reconocimiento vertical unidireccional, donde la jefatura tenía la tarea de destacar a los miembros de su equipo. Y aunque este tipo de reconocimiento es fundamental entre los empleados de una organización, en muchas ocasiones para los jefes resultaba imposible presenciar y destacar cada gran contribución de los miembros de su equipo, y además tener el tiempo de realmente reconocer, principalmente por la misma carga de trabajo. En este sentido, el reconocimiento entre pares se convierte en una inmensa fuente de motivación que incrementa la colaboración y permite tener una visión real sobre cuánto impacto tiene nuestro trabajo, para la organización y para las personas con las que trabajamos directamente. Sin este tipo de reconocimiento, estamos desaprovechando una gran dimensión de la interacción entre las personas de nuestra organización.

Los beneficios de este nuevo tipo de reconocimiento

El reconocimiento entre pares o “peer to peer” tiene muchos beneficios que, además de ser diferentes, agregan valor al reconocimiento por parte de la jefatura. En este sentido, el reconocimiento entre pares es un elemento poderoso a la hora de dar mayor significado a tareas consideradas rutinarias, al generar un impacto en la función de otro par y contribuir al éxito final del equipo. Una de las cosas más importantes en este tipo de reconocimiento a la contribución de los pares en los objetivos finales, es que éste es auténtico, no es parte de las tareas o responsabilidades de los miembros de un equipo, sino que se da en base a los vínculos reales entre miembros de diferentes áreas. Además, tienen la característica de no requerir nada a cambio, siendo una manera gratuita de romper los silos que existen en toda organización.

Es importante destacar también que una de las características esenciales del reconocimiento de pares es que éste es un tipo de reconocimiento inclusivo. Todos pueden reconocer y todos pueden ser reconocidos en igual medida. Contrario a lo que sucede con el formato del premio al ¨mejor compañero¨ en el colegio o el ¨empleado del mes¨, que sólo premian al más destacado, el “peer to peer” permite destacar la contribución de todos los demás en el resultado del equipo. Dicho esto, debe quedar claro que no es necesario eliminar programas de premio al colaborador más destacado, pero sí es necesario reforzarlos a través de programas más robustos y participativos, donde la tarea del reconocimiento no se vuelva sólo de la jefatura, sino que se instaure como parte de la cultura a nivel transversal.

¿Jefaturas versus pares? 

Como ya mencionamos, hay que tener claro que esta alternativa no debe competir con los reconocimientos verticales (de jefe a colaborador), sino que deben existir como un complemento que tienen una gran posibilidad de entregar mayor valor. Muchas organizaciones hoy día están enfocadas en el líder como principal motivador y, claro, éste es un factor decisivo a la hora de retener a un empleado. Finalmente, nuestros colaboradores se quedan o se van de la compañía principalmente por el rol que cumple su jefatura en el trabajo diario. Pero también está el ambiente. Sin importar cuán competitiva una persona pueda ser, si sólo existe rivalidad entre miembros de un equipo y nada de camaradería, lo cierto es que el clima organizacional de ese equipo en particular, no generará confianza y por tanto, tampoco existirá el trabajo en colaborativo para lograr metas.

El reconocer que otro par hizo una contribución al trabajo de todos, también permite poner la mira en los objetivos comunes en lugar de los individuales, además de impulsar a los individuos a seguir haciendo el trabajo en la forma en que lo están haciendo. De esta forma este tipo de reconocimiento es educativo en el sentido de dar la posibilidad a cada miembro de un equipo de entender qué se requiere para poder seguir avanzando en la consecución de resultados de la organización en que se desempeñan. Con esto, entendemos la cadena de valor de nuestro equipo y de los equipos con los que nos relacionamos, porque entendemos el valor que cada uno de ellos trae a la mesa para lograr alcanzar e incluso exceder los resultados.

En la medida en que incorporamos alternativas de reconocimiento entre pares, estaremos dando también un mensaje potente del valor de la colaboración en la organización, al mismo tiempo que daremos visibilidad a las jefaturas acerca de qué áreas o personas interactúan más con los miembros de su propio equipo. Sin duda, es un complemento, no un reemplazo del reconocimiento tradicional de los jefes. ¿En tu organización se fomenta el reconocimiento entre pares? Te invitamos a compartir tus mejores prácticas en los comentarios.

Takeaways: Fomentar la colaboración es uno de los principales objetivos de todas las organizaciones y el reconocimiento entre pares o peer to peer”, surge como una gran alternativa para robustecer nuestros programas de reconocimiento tradicionales (de jefe a colaborador). Fomentar el trabajo en equipo, poner el foco en metas comunes y ser una herramienta más inclusiva son algunas de las características más destacadas de este nuevo tipo de programas de reconocimiento.