Zappos es una compañía dedicada a la venta en línea de moda (retail). En este artículo revisaremos los elementos claves de una estrategia muy particular, ser muy extraños.

Tony Hsieh, el CEO poco convencional de Zappos, no tiene miedo de crear “un poco de rareza”. De hecho, es un valor central. Ellos se autodenominan los “Wallflowers”. Esto queda demostrado al momento de ingresar a las oficinas de Zappos, un gran cuadro de corbatas clavadas en la pared son un estímulo a todos los colaboradores a usar lo que quieran “como quieran”. Ojo que si estás de visita tienes que dejar ahí tu corbata o usarla “a lo Rambo” 😉

Pero Zappos también tiene una cultura más profunda, esforzándose por ser como una ciudad donde los valores comunes unen a los tomadores de decisiones que muchas veces no están en el mismo espacio.

Estuvimos yendo y viniendo durante aproximadamente un año y construimos nuestros diez valores centrales. Se han convertido en parte de nuestra cultura. Son parte del lenguaje cotidiano de nuestros empleados. . . Y una vez que se convierten en parte del lenguaje, se vuelven parte de la mentalidad Estos valores fundamentales no se impusieron a los empleados de Zappos: los propios empleados decidieron lo que deberían ser – comentó Hsieh

A continuación, te presentamos los conceptos mas disruptivos que Hsieh instaló en la organización:

Contrata y Despide –  “No importa cuáles sean tus valores. Lo que importa es que los tienes y … estás dispuesto a contratar y a desvincular a colaboradores en base a ellos “.

Estructura con Propósito – “Puedes revisar cualquier rol en cualquier lugar de la jerarquía y analizar los objetivos de la misma, siempre se respaldarán con el propósito general de la empresa. Todo es coherente

Mira tu Mercado – “Un mercado puede incorporar la inteligencia o propuestas de todos los participantes de la categoría y entregarte valiosa retroalimentación mucho más rápido de lo que crees”

Muestra tu trabajo – “Todo el mundo es un sensor humano capaz de detectar … la brecha entre la forma en que son las cosas y lo que es posible”.

Puedes conocer la web de la compañía aquí o revisar el artículo original aquí. Extraido del blog de McKinsey “Five Fifty”