Muchos nuevos ingresos han indicado que aceptarían un recorte salarial significativo con tal de trabajar para una compañía que tenga grandes valores, cultura y liderazgo. Con estos temas posicionándose cada vez con más fuerza, los empleadores han estado enfocándo sus esfuerzos de reclutamiento en esta línea, pero cada vez es más difícil para los postulantes determinar cuáles empresas realmente viven estos valores y cuáles son hacen declaraciones de buenas intenciones.

Mirar más allá de los beneficios superficiales

Una trampa que lleva a muchos candidatos a creer en una cultura que en realidad no es positiva, son las ventajas superficiales como salas de descanso con mesas de ping-pong y almuerzos gratuitos. El problema es que “mucha gente considera que los beneficios son la cultura, pero los beneficios son solo cosas “, explica Piyush Patel, autora del libro Lead your Tribe, Love Your Work.

Busca señales sutiles durante las entrevistas

Patel también indica que los candidatos deben buscar algunas pistas muy sutiles durante su recorrido inicial del lugar de trabajo. El diseño de la oficina (espacio abierto, cubículos u oficinas). Los candidatos también deben estar pendientes de cómo interactúan los empleados entre sí; si las cosas parecen muy rígidas y regimentadas o más fluidas y relajadas, y, en base a eso, considerar cuál sería la mejor opción.

Pero no se trata solo de lo que es visible a simple vista, según Patel, quien sugiere que también se puede aprender mucho usando sus otros sentidos. ¿Cómo conversa la gente?, ¿Escuchas entusiasmo, pánico, miedo?.

Revisa los baños

Otro lugar que muchos no considerarían para buscar pistas sobre la cultura corporativa es el baño, pero Patel dice que se puede aprender mucho de su mantenimiento. Los inspectores y evaluadores de los restaurantes a menudo usan el estado del baño como un indicador probable de la limpieza de la cocina, y cree que los candidatos deben hacer lo mismo. Aunque puede parecer extremo, Patel explica que el baño es donde los compañeros de trabajo se encuentran en su posición más vulnerable. “Si la persona con la que confías para trabajar junto a ti todos los días no se preocupó lo suficiente por dejar el baño en buen estado para la siguiente persona, ¿qué dice eso sobre cómo trabajarán juntos?

El ritmo del proceso de reclutamiento

Aaron Harvey, socio fundador de Ready Set Rocket, indica que la falta de un proceso adecuado es la bandera roja número uno que los candidatos deben tener en cuenta. “Eso solo me demuestra que obtuvieron una cuenta nueva o están expandiendo algo y solo necesitan llenar puestos.

Mientras que un proceso de reclutamiento apresurado refleja algo mal en la compañía, también un proceso muy largo puede ser malo. “Tener muchas entrevistas y no llegar nunca a la entrevista con la persona que toma la decisión” es una señal de que algo no anda bien.

Has preguntas duras, pero genuinas

Harvey indica también que aprecia mucho cuando los candidatos hacen preguntas realmente difíciles sobre su cultura y valores, por ejemplo cuando los candidatos piden ejemplos específicos que demuestren cómo la organización realmente vive esos valores todos los días. Algunas de esas preguntas difíciles incluyen:

  • ¿Qué parte del negocio se concentra en los clientes importantes?
  • ¿Puedes describir la última vez que se impulsó una nueva y audaz idea, como organización?
  • ¿Cuándo fue la última vez que sucedió algo perjudicial, como perder un cliente importante o una ronda de despidos, y cómo lo manejó la administración?
  • ¿La salud mental es un tema en esta compañía?
  • ¿En que temas podré tener la última palabra y qué cosas necesitarán la aprobación de un superior?

Considera las cosas en función del tamaño de la empresa

Según una investigación realizada recientemente por Great Place to Work, es más probable que los empleados tengan éxito por diferentes razones en función del tamaño de la empresa. “Un clima amigable es extremadamente importante en una pequeña empresa y, a medida que crece, ser amable sigue siendo un factor, pero aún más importante es la capacidad de los colaboradores de hacer una diferencia”, dice Kim Peters, vicepresidente ejecutivo de certificación y asociaciones en Great Place to Work.

Como resultado, Peters recomienda que los candidatos para puestos en empresas más pequeñas hagan preguntas específicas sobre la atmósfera y la amabilidad del lugar de trabajo. “Lo que estás escuchando en su respuesta son cosas que describen cómo los empleados se preocupan unos de otros, cómo los gerentes se preocupan por su personal, cuán comunicativo es el CEO o el propietario.

Los candidatos que solicitan puestos en organizaciones más grandes, por otro lado, deben hacerle preguntas a los entrevistadores sobre el impacto que los empleados individuales pueden hacer en la dirección general de la compañía, y en dónde tendrían la oportunidad de marcar la diferencia.

Finalmente, confía en tu instinto

Finalmente, Peters, Harvey y Patel están de acuerdo en que no existe un mejor indicador del potencial de adaptación cultural que sus propios instintos, “Si tus instintos de supervivencia dicen ‘esto no es bueno o no me calza que esto sea así”, hay que poner atención. “Si entras a la entrevista o visitas la empresa y no te sientes bien, probablemente no va a mejorar una vez que trabajes ahí”.

Takeaways: Si estás buscando trabajo, es clave que puedas utilizar todos tus sentidos para captar la verdadera cultura de la empresa donde estás postulando. La distribución de los puestos de trabajo, cómo habla la gente, el proceso de selección e incluso cómo son los baños son señales de la verdadera cara de la empresa. Mucha suerte en la búsqueda y ojalá que encuentres una empresa con una cultura donde puedas mostrar todo tu potencial.

Tomado del artículo original publicado en Fast Company.