Antes de seguir leyendo, por favor contesta las siguientes preguntas:
• ¿Tienes respaldo de todos tus archivos en la nube?
• ¿Registras todas tus actividades laborales en outlook, gmail o calendar?
• ¿El último libro que leíste fue en versión electrónica o audiolibro?
• ¿Haces compras por e-commerce al menos dos veces al mes?
Si contestaste 3 o 4 “SI“, deduzco que estás familiarizado con el término “transformación digital” y posiblemente seas un promotor del uso de nuevas tecnologías.

Hoy está demostrado que el uso de las nuevas tecnologías nos permite generar ahorros (ej. compra de e-libros vs. libros físicos), aumentar la seguridad de nuestra información (ej. si te roban tu PC conservas tus archivos guardados en la nube) y también puede ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida (ej. trabajar desde mi casa).

Pese a todas estas ventajas, en Chile sigue existiendo gran timidez para incorporar nuevas tecnologías en pos de la productividad y la mayor flexibilidad en el trabajo. ¿Por qué?

Trabas culturales, ¿reales?

Muchas veces escucho “la cultura chilena no está preparada para este tipo de cambios” frente a planteamientos como flexibilidad horaria o teletrabajo. Algunos datos interesantes:

  • Hoy la gran mayoría de las empresas en Chile ya han incorporado alguna modalidad de flexibilidad (viernes de verano, entradas y salidas en horarios diferidos, banco de horas, etc)
  • Casi el 100% de los profesionales practican el teletrabajo. ¿Cómo? Lo hacen cada vez que usan su smartphone para contestar e-mails
  • El uso de tecnologías permite aumentar la productividad laboral entre un 20% y 30%, con un uso más eficiente del tiempo
  • Trabajar de manera remota es ya habitual en países como Argentina, Colombia y México. ¿Qué ha favorecido esta práctica? Los tacos (embotellamientos), las largas distancias entre casa y oficina y la restricción vehicular (Bogotá con su “pico y placa” aplica restricción vehicular par/impar, o sea, no ocupas tu auto la mitad de la semana)

Dar el salto

Las áreas de RRHH hoy cumplen un papel estratégico en la adopción de nuevas tecnologías por varias razones:

  1. Deben liderar o dar soporte a la gestión del cambio.
  2. Al cambiar nuestra manera de trabajar, el estilo de liderazgo también necesita evolucionar y desarrollar nuevas habilidades
  3. Al ocurrir los cambios con una velocidad mucho mayor, mi organización necesita aprender a aprender y ser flexible para adaptarse a este entorno cambiante
  4. Los modelos de negocio hoy se están rediseñando por la irrupción digital. Aquí RRHH debe entender que si una empresa cambia sus productos y su relación con clientes, también necesita reinventarse por dentro

Si te interesa entender cómo puedes mejorar la efectividad organizacional gracias a la tecnología, te recomiendo partir por lo siguiente:

Infórmate. Busca y lee sobre la cuarta revolución industrial, cloud, nomadismo digital, machine learning, big data.
Revisa las nuevas tendencias en tu industria. Algunas claves: fintech (industria financiera), omnicanalidad y e-commerce (retail), internet of things -IoT- (sectores productivos, transporte, etc).
Nuevas herramientas de productividad. Hoy la tecnología ha revolucionado cómo las personas se comunican (Skype, Whatsapp, Hangout) y colaboran (Sharepoint, Delve, Evernote). Averigua sus características, lee testimonios de usuarios y considera su aplicabilidad a tu entorno corporativo/ familias de cargos.

Takeaways: La transformación digital hoy nos permite aumentar la productividad y conseguir mayor flexibilidad en el trabajo. Es necesario bajar algunos paradigmas y que las áreas de RRHH se informen para cumplir su rol de socio estratégico del negocio.