Cuando se trata de impresionar a un empleador potencial, tener un buen desempeño durante la entrevista de trabajo es solo la mitad de la batalla.

De hecho, la exitosa autora Suzy Welch, dice que en realidad lo que haces después de una entrevista que puede “mejorar o disminuir tus posibilidades de obtener una oferta”.

A continuación, compartimos los pasos que cada candidato debe tomar dentro de las 12 horas de su entrevista, además de un error que ella dice que deberías evitar a toda costa.

1. Escribe una nota de agradecimiento

Las notas de agradecimiento son fundamentales para demostrarle a un empleador que aprecias su tiempo. Es por eso que Welch dice que debes enviar una nota de agradecimiento personalizada a cada persona que te entrevistó inmediatamente después de la reunión.

“¿Adivina qué? Los gerentes de contratación a menudo comparan las notas de agradecimiento”, dice. “No es cortar y pegar”.

Ella agrega que cada nota debe contener al menos una pieza de información significativa que “amplíe una respuesta que diste o que incluya un enlace relevante a un tema que se discutió”.

2. Edita tus cuentas de redes sociales

La forma en que te presentes en las redes sociales puede tener un gran impacto en si te contratan o nó. Para asegurarse que su presencia en línea esté en plena forma, Welch recomienda que debes revisar tus cuentas “como si el entrevistador las estuviera analizando”, porque, según ella, “probablemente sea así”.

“Después de su entrevista, publique tweets inteligentes sobre su industria o la economía”, aconseja, “y por favor, evite las estúpidas fotos de Instagram”.

3. Conectar en LinkedIn

Welch recomienda enviar a los entrevistadores una invitación para conectarse en LinkedIn, junto con un mensaje que haga referencia a su reunión.

“No solo hagas clic en el botón”, advierte. “Dí algo acerca de cuánto disfrutaste conocer y discutir x, y o z”.

4. No acechar

Esperar una respuesta después de una entrevista de trabajo puede ser insoportable, pero Welch explica que bajo ninguna circunstancia debes molestar a un empleador con llamadas y montones de mensajes.

“Toda la comunicación posterior a la entrevista debería tener lugar dentro de las 12 horas”, dice ella. “Entonces, dales a tus entrevistadores por lo menos una semana antes de comunicarte nuevamente”.

Welch advierte que existe una “delgada línea entre impaciente y desesperado” y dice que no entender la diferencia puede poner en riesgo “dañar la buena impresión que hiciste durante la entrevista”.

Artículo original en inglés, de CNBC