Nuestro deseo para el nuevo año es que las empresas se vuelvan más flexibles, centradas en el ser humano e impulsadas por objetivos, en otras palabras, se conviertan en mejores lugares para trabajar. Pero no es fácil repensar las formas tradicionales de gestionar una empresa, así que a continuación encontrarás la preguntas y deseos que los diseñadores IDEO* se hacen al pensar en resideñar los lugares de trabajo:

1. Incrementar los comentarios de los empleados
La investigación en educación muestra que la mejor manera de ayudar a los estudiantes a crecer es brindarles retroalimentación constante sobre su desempeño. ¿Cómo se puede esperar que los profesionales crezcan si solo reciben comentarios una vez cada doce o, en el mejor de los casos, cada seis meses?

La investigación de la psicóloga de Harvard Teresa Amabile muestra que una sensación de progreso en el trabajo alimenta la alegría, creatividad y compromiso. ¿Cómo podríamos ajustar nuestras reuniones, nuestras rutinas diarias y nuestras culturas para que la retroalimentación sea una actividad cotidiana? ¿Cuánta más confianza podríamos crear y qué conflictos podríamos resolver si crearamos formas seguras de ayudarnos mutuamente a crecer? La meta es rediseñar los mecanismos de retroalimentación para que todos seamos mejores en lo que hacemos.

2. Renovación de la licencia de maternidad (pre y post natal)
Aunque suene extraño para algunos, hoy en día la baja por maternidad se sigue viendo como una pausa o un paso atrás en la carrera de una mujer, pero es importante preguntarse ¿cómo podemos rediseñar el periodo de licencia de pre y post natal de las mujeres?. En la medida en que podamos darle un nuevo sentido a este periodo de tiempo, quizás sea posible que las mujeres no perciban este proceso como una pérdida, sino como una oportunidad de renovar energías e inspiración para, posteriormente, reintegrarse laboralmente.

3. Repensar la jubilación
En lugar de seguir pensando y hablando sobre la jubilación como una fase de la vida, ¿qué pasaría si pensáramos en la jubilación y el dinero que reservamos para ella, como una modalidad que los trabajadores pudieran ussar y dejar a lo largo de su carrera? Destinando así tiempo para cuidar a seres queridos, tomarse un tiempo libre para viajar o trabajar a tiempo parcial? En lugar de preocuparnos por aumentar nuestro patrimonio neto para tener suficiente, todos podríamos centrarnos en algo mucho más enriquecedor: diseñar formas creativas de amplificar nuestra libertad neta durante toda la vida.

4. Explotar el organigrama
Las organizaciones se componen de individuos relativamente móviles con capacidades diversas que responden a contextos en constante cambio. Pero los diagramas de organización de “cajas y líneas” parecen ser más apropiados para máquinas especializadas, formales y estáticas. Realmente no reflejan la forma fluida en que las personas trabajan hoy. ¿Cómo podríamos rediseñar el organigrama para representar al trabajador moderno que quiere aprender, crecer y flexionar nuevos músculos?.

5. Hacer las culturas de la compañía transparentes
Las culturas de la empresa pueden ser opacas desde el exterior y, sin embargo, cualquiera que haya experimentado una cultura buena versus una mediocre o mala, puede decirle qué cosas marcan la diferencia. ¿Cómo podemos ayudar a que más personas entiendan las culturas de las compañías a las que se unen?. ¿Cómo podríamos inventar formatos en que los postulantes pasen unos días en la empresa, trabajando codo a codo, antes de tomar la decisión de unirse a éstas?

6. Llevar el diseño de UX a las herramientas de la empresa
Las herramientas que mucha gente usa todos los días para hacer las cosas son poco atractivas, poco amistosas, donde los empleados tienen que lidiar con sistemas obsoletos, dolorosos y frustrantes. ¿Cómo podríamos utilizar los principios de diseño de UX (user experience) para encontrar soluciones que le faciliten la vida a los usuarios, en lugar de complicarlos?.

7. Dar vuelta los incentivos de ventas
Sabemos que cuando las ventas se basan en el impulso (push), en lugar del tirón (pull), pueden tener efectos desastrosos a largo plazo en los clientes, las comunidades y, a veces, en el negocio mismo. Demasiadas personas en puestos de ventas y administración de cuentas trabajan en condiciones que fomentan comportamientos y resultados transaccionales, a corto plazo y centrados en el negocio. ¿Cómo podemos mover todas las ventas, particularmente en las industrias donde hay información y asimetría de confianza entre compradores y vendedores, lejos del modelo de “tarifa por servicio” y hacia una configuración de “tarifa por valor”?

8. Crear sindicatos del siglo XXI
¿Cuál debería ser el sindicato que responda al siglo XXI? Es una pregunta especialmente importante con tantos trabajadores independientes y el aumento la presencia de los millennials en el mundo laboral, ¿cómo los sindicatos pueden reinventar su rol para ayudar a los individuos a equilibrar el poder del grandes organizaciones a quienes prestan servicios en nuevos formatos y vínculos?

Takeaways: El 2018 es un gran año para apropiarse de la transformación y repensar cómo funcionan las organizaciones en las que trabajamos. Cómo funcionan las jubilaciones, las licencias de maternidad, los sindicatos y las retroalimentaciones son solo algunas de las preguntas que nos debemos comenzar a hacer para responder al nuevo mundo del trabajo.

* IDEO es una consultora global de diseño enfocada en crear un impacto positivo en las personas y organizaciones.

Artículo original publicado por IDEO, en inglés.