Jeffrey Preston Bezos más conocido como Jeff Bezos es el fundador y CEO de Amazon, y por cierto uno de los hombres más ricos del mundo. La compañía que creó ha logrado una verdadera revolución mundial en la forma de compra de los consumidores. El hombre que en 1994 tomó la decisión de abandonar su exitoso empleo en Wall Street pensaba que “esa cosa llamada Internet iba a ser realmente un gran asunto”, mal que mal, en ese entonces, Internet crecía anualmente un 2.300%.

Todo partió con una particular conversación con su jefe, a quien le comentó que tenía la idea de lanzar una tienda de libros online. El jefe estuvo de acuerdo con su idea, sin embargo le advirtió que “era mejor para alguien que no tuviera un buen trabajo”. Bezos se tomó unos días para decidir qué era lo que realmente quería hacer. “Entonces comprendí que la mejor manera de pensar acerca de esto era proyectar mi vida hasta cuando tuviera 80 años. Así podría tomar una decisión que minimizara el arrepentimiento (…) Y sabía también que la única cosa de la que podría arrepentirme era de no haberlo intentado alguna vez. Sabía que eso me molestaría todos los días”, ha recordado el empresario en diversas charlas cuando habla de por qué creó Amazon.

Esta pequeña historia de cómo Bezos dio vida a Amazon nos demuestra que una de las fórmulas del éxito de la compañía ha sido: cómo se toman las decisiones. Jeff Bezos se ha hecho conocido en la industria y en el mundo del management por tener un estilo para tomar decisiones inconfundible, que además ha catapultado a su empresa al puesto en el que se encuentra hoy, una de las compañías líderes a nivel mundial con una de las administraciones más admiradas de los últimos 20 años.

La primera regla de oro para la toma de decisiones es que todos los días en Amazon es el día número 1. Este es como una especie de mantra que Bezos le ha recordado a los empleados durante décadas: Amazon nunca dejará de ser una startup. El cree que este enfoque es una necesidad, considerando lo que sucede en el día número 2 una vez que terminan los tiempos de inicio. Según él, “el día número 2 es de inmovilización. Seguido de la irrelevancia. Seguido de una insoportable y dolorosa decadencia. Seguido por la muerte. Y es por eso que siempre debe ser el día número 1”. Bezos no quiere decir que la muerte corporativa ocurra de la noche a la mañana, admitiendo que el declive podría llevar décadas, pero tan pronto como uno deja de enfocarse en el día número 1, el día número 2 se vuelve inevitable. Por eso una de las herramientas que utiliza para evitar el día número 2 es la toma de decisiones a alta velocidad, expresadas y ejecutadas de muchas maneras.

Además para tomar una decisión en Amazon están prohibidos los Power Point. Los ejecutivos de alto nivel inician las reuniones en completo silencio donde todos leen por 30 minutos unos ensayos o “memos narrativos” de seis páginas, sobre el tema para el cual se han reunido a debatir. “Para los nuevos empleados es una experiencia inicial extraña”, explicó Bezos a la revista Fortune, “simplemente no están acostumbrados a sentarse en silencio en una habitación y hacer un estudio con un grupo de ejecutivos”. Bezos considera que este es el mejor ejercicio y metodología para tomar una decisión, porque al hacer la lectura de este ensayo o memo, todos comienzan en la misma página y con la misma información, y las preguntas que cada uno va teniendo se van respondiendo apenas se pasa cada una de las páginas, y entonces si queda alguna duda o algo sin responder eso es lo que se debate. Para él es un proceso de eficiencia.

Pero el resultado más importante de estos memos narrativos es lograr que las personas dentro de la empresa se acostumbren a enmarcar su toma de decisiones en la escritura, en lugar de los clásicos puntos clave o bullet points. “Las oraciones completas son más difíciles de escribir”, dijo Bezos a Fortune. “Tienen verbos. Los párrafos tienen frases del tema. No hay manera de escribir un memo narrativo estructurado de seis páginas y no tener un pensamiento claro”. Para el líder de Amazon, la estructura narrativa de un buen memo mejora el pensamiento y la comprensión de lo que es más importante que el qué y cómo, las cosas que están relacionadas. “Presentaciones al estilo PowerPoint de alguna manera dan permiso para pasar por alto las ideas, aplanar cualquier sentido de importancia relativa, e ignorar la interconexión de las ideas”.

Otro punto interesante a tener en consideración, según Jeff Bezos es que existen dos categorías de decisiones. Las de Tipo 1, que tienen relación con la elección de la misión crítica y la estrategia de la compañía, y las de Tipo 2, que se asocian con apuestas que pueden revertirse fácilmente si es necesario. En Amazon, el poder distinguir entre el tipo de impacto de las decisiones permite delegar aquellas que se pueden revertir a los ejecutivos y mandos medios, mientras que los altos ejecutivos se enfocan en las decisiones de Tipo 1. De esta forma, la empresa incentiva la experimentación pero sin poner en riesgo a toda la compañía. Eso sí, según Bezos, la mayor parte del tiempo hay que destinarlo a tomar las decisiones de Tipo 1, porque el equivocarse en éstas podría significar pérdidas cuantiosas o un daño irreversible para el negocio.

Algo que destaca a Amazon por sobre otras compañías es que la empresa tiene una máxima: tomar decisiones cuando se tenga el 70% de la información, ya que si se espera a tener el 90% de la información las decisiones se convierten en algo lento y se pierden oportunidades. Además, todo se puede ir mejorando en el camino. Y es ese punto de referencia el que le ha permitido a Amazon siempre moverse rápido y estar liderando en la ola de la innovación.

Takeaway: La compañía no solo revolucionó el estilo de compra de los consumidores, sino que es un referente en el campo del management, que observa atentamente cómo el modelo liderado por Jeff Bezos ha marcado pautas en la industria por casi 25 años.