Una realidad es que nosotros, como humanos, no somos inmune a prejuicios. Es parte de nuestra manera de funcionar. Mucha atención definitivamente se pone en los prejuicios de raza y género, pero hay muchos prejuicios más no expresados ​​que afectan nuestro comportamiento y procesos de pensamiento.

Esto también afecta a los proceso de contratación y puede resultar dejar pasar muchos candidatos potenciales. Nadie es inmune a estas “tendencias” en el proceso de contratación, por lo que es bueno tener datos concretos y objetivos para informar las decisiones de contratación.

A continuación se mencionan cinco maneras que pueden ayudar a limitar estos sesgos que nos afectan:

Establecer criterios relevantes para el puesto

Para asegurarse de que la conclusión sobre la decisión de contratar a un candidato sea imparcial, la mejor manera es evaluar a cada candidato sobre la base de criterios de relevancia laboral preestablecidos. Un buen dominio de las habilidades y competencias requeridas para realizar un trabajo puede ayudarlo a establecer el proceso de selección en torno a los criterios que realmente importa.

Sea estructurado y consistente

Para asegurarse de eliminar los sesgos personales, asegúrese de que se siga el mismo proceso establecido y estructurado para todos y cada uno de los candidatos. Esto asegurará que recopile la misma información relevante de cada candidato para tomar una decisión de contratación. Un proceso estructurado y consistente es la mejor manera de asegurarse de que no haya sesgos en el proceso de contratación y que cada candidato sea tratado con la máxima imparcialidad.

No use las redes sociales

Ver las publicaciones personales de alguien en las redes sociales puede brindarle mucha información sobre sus datos personales y puede hacer que usted sea crítico. Inconscientemente, esto forma la percepción e impulsa la decisión de contratar. No usar las redes sociales puede ayudarlo a ser estricto con la información relacionada con el trabajo y tomar decisiones estrictamente basadas en esa información.

Usar evaluaciones

¿Sabía que las pruebas previas al empleo son uno de los predictores más potentes del desempeño laboral? De hecho, un reciente estudio a gran escala de la Oficina Nacional de Investigación Económica encontró que las pruebas previas al empleo eran mejores para predecir el desempeño en el lugar de trabajo que los gerentes de contratación.

Ahora existen herramientas de evaluación de software que pueden identificar todos los posibles potenciales de alto potencial basados ​​en la evaluación comparativa frente a los actualmente empleados de alto rendimiento, en cada rol y división dentro de su compañía.

Takeaway: Es importante llevar un proceso de contratación estructurado y objetivo para evitar lo más posible, introducir sesgos involuntarios a la hora de evaluar un potencial candidato.

Articulo original en ingles