Icono del sitio HR Connect

¿Cómo se viene el 2023: Tendencias en RRHH para el próximo año?

Desde el año 2020 la gestión de Recursos Humanos ha vivido, enfrentado y superado retos importantes e inesperados.

La crisis sanitaria sufrida ese año obligó a las empresas a cambiar sus procesos y operaciones, dándole paso de manera vertiginosa al mundo digital.

La incertidumbre y el estrés que todas estas situaciones provocaron en los colaboradores exigió una labor profunda para mantenerlos a flote.

Durante este 2022, ya con la contingencia superada, es cuando empezamos a notar cuáles fueron los cambios que llegaron durante el COVID y ya no se fueron.

Para el 2023, los principales retos de los RRHH pasan por la adopción y capacitación de las nuevas tecnologías. Además, hay que hacerle frente a la cada vez más fuerte presencia del teletrabajo y el trabajo híbrido en las organizaciones.

El bienestar del capital humano seguirá siendo la principal preocupación de los departamentos de Recursos Humanos en el cada vez más próximo 2023. Estas son las principales tendencias en esta materia para el año venidero.

Principales tendencias en RRHH para el 2023

Según lo que ya se viene viendo y lo que se pronostica, estás serán las tendencias en RRHH durante el año 2023.

Trabajo híbrido

Surgido como respuesta a la pandemia, el trabajo híbrido ha tenido una consolidación importante durante el 2022, demostrando que es una forma de trabajo que combina eficiencia con bienestar personal.

Actualmente, el trabajo híbrido es de gran atractivo para los colaboradores, lo que ayuda a atraer talento y disminuir la rotación.

En consecuencia, las empresas que quieran seguir siendo competitivas para el 2023 deberán fortalecer este modelo y otorgarle a sus empleados flexibilidad. También tienen el reto de redefinir sus espacios físicos y reducir las carencias que genera la falta de proximidad, como una comunicación menos eficiente y problemas para afianzar el compañerismo entre los diferentes miembros de un equipo.

Desarrollo de habilidades blandas

En un entorno cada vez más competitivo, ya no alcanza con que tus empleados sean expertos únicamente en su área específica.

Para poder competir, las empresas requieren trabajadores proactivos, con capacidad de liderazgo y que sean más versátiles.

El desarrollo de este tipo de habilidades permitirá hacerle frente a los diversos retos que enfrente la organización, sin necesidad de buscar ayuda externa.

Bienestar de los empleados

Al igual que en este año y en los anteriores, el bienestar de los empleados seguirá siendo una de las principales prioridades para las empresas durante el 2023.

La pandemia dejó como enseñanza que no solo hay que cuidar del bienestar físico y económico, el mental es igual de importante.

El apoyo personal será indispensable para reducir la carga de estrés que genera tanto el trabajo como la vida personal. Con estas acciones, la organización demuestra que el interés en sus empleados va más allá de un tema laboral; lo que reafirma la motivación y el sentido de pertenencia.

Revalorización de los empleados internos

La dificultad de atraer talento humano está haciendo que las empresas echen un vistazo a los perfiles internos a la hora de elegir personal crítico.

Se espera que durante el 2023 las empresas continúen con las capacitaciones en pro de sus necesidades. También se hará un mapeo de las trayectorias profesionales para identificar de qué forma se puede apoyar al colaborador para que desarrolle su máximo potencial.

El liderazgo es una cualidad importante que las organizaciones están buscando en sus trabajadores.

Diversidad e inclusión

Estos dos términos vienen pisando fuerte en el mundo laboral, y cualquier empresa que quiera ser competitiva necesita enfocarse en mostrar una cara inclusiva, de acuerdo a los estándares actuales.

Esto implica darle espacio en la fuerza laboral a personas pertenecientes a diversas minorías, así como también promover e impulsar campañas internas y externas en pro de la igualdad.

Mostrar mano dura y cero tolerancia ante hechos discriminatorios es fundamental para para dar una imagen sólido en lo que respecta a diversidad e inclusión.

HR Analitycs

La tecnología cada vez gana más espacio en la gestión de los RRHH.

Más que la observación, hoy son los datos cuantificables la primera herramienta a consultar para la toma de decisiones. Se espera que para el 2023 siga en aumento el uso de las People Analitycs, así como las herramientas predictivas basadas en Inteligencia Artificial.

El uso de estas herramientas obliga a la empresa a contratar personal capacitado para su manejo.

Automatización

Procesos como el reclutamiento y el onboarding serán cada vez más automatizados durante el 2023.

Lo que se busca es liberar de tareas tediosas, burocráticas y repetitivas al personal; esto les permitirá enfocarse en otro tipo de acciones que generen valor a la organización.

Cultura empresarial

El cambio de modelo que se ha dado a partir del teletrabajo y del trabajo híbrido obliga a las organizaciones a reestructurar su cultura empresarial.

Las dinámicas internas cambiaron, y en consecuencia, se necesitan nuevos valores y reforzar los clásicos, como el compañerismo y la cohesión, pero desde un entorno no controlado.

Por otro lado, la responsabilidad corporativa empieza a tener más relevancia en el mundo. Sobre todo los empleados jóvenes son cada vez más conscientes de este tema y exigen una empresa que cuide de estas cuestiones éticas.

Así como sucede con la diversidad e inclusión, para este 2023 será indispensable que las empresas se muestren cada vez más verdes.

Plantilla heterogénea

Durante el año 2023, la generación Z empezará a pisar fuerte en el mundo laboral.

Esto significa que acompañarán a los millenials, lo que supone un reto para la gestión de RRHH. A esto hay que agregarle que cada vez las empresas están optando más por contratar a adultos mayores en cargos críticos, apelando a su experiencia y trayectoria.

Remuneración

La inflación galopante está forzando a las empresas a revisar sus políticas salariales.

En el 2023 los aumentos tendrán que ser en un porcentaje mayor al habitual. Además, el paquete de beneficios e incentivos deberá ser repensado para cubrir necesidades básicas y salvaguardar un poco mejor las finanzas de los colaboradores.

Takeaways: Durante el 2023 las empresas tienen que seguirse adaptando a los retos que proponen el trabajo híbrido y el teletrabajo. Será necesario capacitar a los empleados y desarrollar en ellos habilidades blandas que les permitan ocupar cargos estratégicos, para reducir la necesidad de buscar talento en un entorno cada vez más competitivo. La tecnología seguirá ganando espacio en las gestiones de RRHH.